jueves, 19 de junio de 2008

poncio phone

viernes, 6 de junio de 2008

video

jueves, 5 de junio de 2008

martes, 20 de mayo de 2008

Mente en Blanco



¿Dónde me encuentro? ¿Por qué estoy aquí? Un cuarto blanco sin nada en su interior sólo yo estoy encerrada ahí, no recuerdo por qué llegué aquí, ni quien realmente soy, lo que alcanzo a recordar es que me encontraba llorando en un charco de sangre... Mía no es, no tengo herida alguna- me decía- Tal vez soy impune al dolor, pero ¡No!, proviene de un cuerpo tendido boca abajo sobre el frío suelo. No logro recordar su rostro además me es difícil reconocerlo debido a la sangre. Después al mirar mi mano y es allí donde estaba el arma homicida bañada en sangre. ¿Por qué lo habré hecho? ¡Yo no quise no debí! No puedo moverme, sostienen mis manos y pies, siento un piquete, pierdo la conciencia enseguida. Ahora despierto en una sala con una gran lámpara en el techo que irradiaba una potente luz, un momento no puedo mover mi cuerpo... Estoy atada de pies y manos, no puedo gritar, en mi frente tengo pegados unos censores... De pronto una descarga eléctrica hace convulsionar mi cuerpo, otra descarga seguida de otra hasta que nuevamente pierdo la conciencia. Otra vez en la habitación blanca, con una especia de camisa que me impide mover mis brazos. Acabo de recordar a aquella persona en el charco de sangre, era él, quien me había hecho mucho daño, el culpable de mis lágrimas, de mi corazón herido, ¡Por qué tenías que mentirme! simplemente me hubieras dicho desde un principio que no me querías, sólo que era un juego para ti, pero no te atreviste... me enteré de todo eso por una mísera carta, poco hombre fuiste al no dar tu cara. La impotencia y el odio se apoderaron de mí, me dirige hacia tu departamento, bueno allí estabas feliz de la vida, de mi cartera saqué un pistola, te percataste de mi presencia- ¿Qué haces aquí?- dijo- ¡maldito! y mi mano apretó el gatillo, la bala se dirijo justo al corazón perdiendo la vida instantáneamente, ya era tarde...entre en shock, llegó la ambulancia y nuestro fin se cumplió. He aquí yo en un cuarto sin salida, mi mente va y vuelve en estos momentos me encuentro conciente pero... ¿Qué hago aquí? ¿Quien soy? ¡¡¡¡ Déjenme salir de aquí!!! ¡¡¡ Abran la maldita puerta!!! Llegan los enfermeros con una jeringa en mano - no por favor de nuevo no- pobre muchacha me da pena... ¿Cuál será el motivo de su estado?- No lo sé- dijo el segundo enfermero. OH no! la niña la perdemos... tenemos que llevarla urgente al pabellón - se la llevaron en una camilla la niña iba ya sin vida... El doctor dijo - ya es muy tarde está muerta-.... El destino de aquella muchacha ya estaba escrito, en el momento en que mató al hombre que amaba y que él también la amaba, pero por culpa de una carta que el no había escrito, sino que fue su mejor amiga, quien estaba enamorada del mismo hombre. Ellos no debían morir. Mi alma se liberó de aquel cuerpo inerte que tendido sobre una camilla está, he partido al viaje que no tiene regreso ni final, ¿Por qué me traicionaste? si lo único que hice fue darte mi amistad, lealtad y cariño. No comprendo, dime ¡por favor! antes de que mi esencia desaparezca por completo... dime..Ya entiendo no me puedes oír, me olvidaba de que estaba muerta...por culpa de una traición estoy condenada a vagar por las dimensiones del mundo terrenal...mi espíritu no descansará hasta que encuentre la respuesta...

lunes, 19 de mayo de 2008

Y si fueras tú...

soledad

Si tú supieras lo que callo…Nada sería igual.
Llegaste de una forma tan inesperada a mi vida,
De una manera tan sutil, tan silenciosa…
Que con el pasar del tiempo, te fuiste adentrando en mi corazón.

Si tú supieras lo que sufro al ocultar lo que siento por ti,
Te alejarías de mí, para no dañarme.
Mas sin embargo me dañarías aun más.
No puedo mirarte fijamente a los ojos,
Porque mis ojos me delatarían,
Delatarían lo que siento, mis miedos, mis inseguridades…
Sé que no te percatas de ese pequeño detalle, mas es lo mejor.

¿Y si fueras tú aquel que llenase mi vida,
Llenase mi corazón, este corazón que te ama en secreto?
El secreto más grande que tengo y que jamás sabrás…
¿Y si fueras tú quien me quita la respiración,
Aquella respiración que cesa cuando te veo?

La conciencia me traiciona,
Me traiciona de la manera más cruel y despiadada,
Tan cruel que me ha hecho decir lo que siento más de una vez,
Mas he sido vencedora y no he emitido palabra alguna.

¿Y si fueras tú la razón de mis desvelos,
De mis suspiros, de mis lamentos?
Alguna vez derramé un mar por ti,
No debí, no debí porque no tenía razones,
Razones inexistentes para llorar…
¿Por qué he llorado sin motivo alguno?
¿Por qué nació este sentimiento por ti?
Un centenar de interrogantes abordan mi cabeza,
Lo peor es que no logro hallarles respuestas,
Respuestas que quiero saber,
Quiero saber el porqué del por qué me importas tanto.

Tus ojos son dos lagunas, que nadando sin brazos a ellos llego,
Cuando me atrevo a mirarlos…me hipnotizan,
Pierdo totalmente la noción del tiempo.
Sé que mi poesía no rima, pero expresa realmente lo que siento.

Toda piedra en nuestro caminar tiene un objetivo,
El de mi piedra lo desconozco,
Es por ello que amargo pesar traigo por callar,
Por callar he de perder la oportunidad de conocer ,

El verdadero significado de amar y ser amado.

Por callar he de perderte

Por callar quedaré sola

Y si tan sólo pudiera decirte…

Si supieras que estás palabras son por ti

Y si supieras que muero por rozar tus labios

¿y si fueras tù mi gran amor?

Divina Luna

sunset

Divina Luna, dame una caricia

Susúrrame, háblame tan sólo a mí
Que tus suaves manos que acaricien mi alma,
Que tus pétalos rojos rosen mi mejilla
Y que tu blanca luz alumbre mi caminar.

Divina Luna, me has abandonado
Sola me has dejado en mi deambular
Háblame tan sólo a mí, únicamente a mí
La sangre roja que por mis venas corre, está llena de tu luz,
Aquella luz que has dejado de darme.

Divina Luna, ¿es que ya no me oyes?
Quédate junto a mí una vida más
Tic Tac hace el reloj, y tú pasos lentos das
Tus dorados se han nevado
Tus pétalos se han marchitado
¿Qué te ha sucedido?
¿He de ser yo la causa de tu deceso?
Me he empeñado hacerle seguir junto a mí una vida más
Que no noté su cansancio…

Dime Divina Luna
¿Tu deceso es culpa mía?
Divina Luna, tus pasos son más lento en cada tic-tac
Tan lentos como los de un caracol,
No te detengas, quédate junto a mí una vida más

Divina Luna, tu seda se ha vuelto rugosa,
Como las rocas de una montaña
Divina Luna tu luz se extingue
Divina Luna no te vayas
Divina Luna, no me dejes, no quiero una vida solitaria y sin luz
Tú eres mi guía, mi esperanza de seguir.

Tú la de los dorados nevados
La de los pétalos marchitos
La de la seda rugosa
No te ausentes para siempre de mí

Divina Luna háblame tan sólo a mí
Acaricia mi seda que llueve sin cesar
Que nadie escuche lo que me tengas que decir
Divina luna, te dejaste ir.